Al principio Coco, Tita, Mau y Tato comenzaron a recorrer el mundo en sus pequeños autos de colores que no contaminan porque funcionan con energía solar, iban cada uno por su cuenta, pero se sentían solos al no compartir las cosas que veían y aprendían en sus viajes. Una soleada mañana de agosto, viajando por un colorido pueblito de México, los cuatro niños coincidieron en un cruce de caminos. Lino también se encontraba en ese cruce esa mañana, haciendo lo que mas le gustaba hacer, mirar autos pasar.

Los niños se saludaron desde sus pequeños autos y todos tuvieron la misma sensación; acababan de encontrar a sus mejores amigos y supieron de inmediato que desde ese momento viajarían todos juntos para compartir aventuras, cuidar el ambiente, aprender y llenar al planeta de Saluditos por doquier.

Lino supo también que había terminado el tiempo de solo mirar pasar los autos y que comenzaría un largo y divertido viaje en campaña de los cuatro Saluditos.

.

Phone:
Fax:

¡¡¡Información y Diversión para Niños!!!